1920x1080-Monogram

¿Qué contiene un nombre? 

¿Sabes cómo se eligió el tuyo? Tal vez se consideró tu linaje o el sustantivo elegido fue la consecuencia de una docena de libros para bebés. Ponerle un nombre a un niño puede parecer una ocasión trascendental y algo tan predestinado como también puede ser espontáneo. 

 “Para no discutir a David no le gustaba hablar de nombres hasta que no supiéramos el género del bebe que íbamos a tener”, dice Christina Pfeil sobre su esposo. 

Durante el día, Christina es una analista de comportamiento que trabaja con niños diagnosticados con trastorno del espectro autista. Su esposo, David, es operador de reactores en una planta de energía nuclear en Pensilvania. 

La pareja se conoció mientras David asistía a la universidad en Long Island y una de las primeras cosas que unió a la pareja fue el amor que comparten por el fútbol. 

 “De hecho, hicimos nuestro anuncio de revelación de género en el Yankee Stadium durante los playoffs contra Atlanta United”, dijo Christina con orgullo. “Hicimos que mi amigo obtuviera los resultados de la prueba de género. Terminamos junto a mi papá, mi madrastra, mis tres hermanos, mi padrastro y los padres de David, todos pudieron venir al juego. Fue entonces cuando nos enteramos de que íbamos a tener un niño”. 

Mientras NYCFC continuaba atravesando su complejo camino de playoffs por el norte de Boston y al oeste de Filadelfia, la pareja se encargó de asistir para apoyar al equipo. En ese momento, la opción favorita para el nombre de su bebé era Jacob Tyler, ya que tenía un significado particular para Christina. 

“Perdí a mi madre en septiembre y Jacob Tyler era un nombre inspirado en ella”, explicó. “Así le iba a llamar a mi hermana si hubiese sido niño. Siempre he tenido el nombre de Jacob Tyler en mente así que, cuando nos enteramos de que íbamos a tener un niño, estaba muy emocionada por ese nombre”.

Como era de esperarse, cuando el gol de Talles Magno confirmó a NYCFC como campeones de la Conferencia Este, no hubo dudas de que David y Christina estarían en Portland para la final de la MLS Cup. 

“Teníamos mucha confianza en que íbamos a vencer a Philly”, dijo Christina. “Y sabíamos que iba a haber una afluencia de fanáticos tan pronto los derrotamos, así que reservamos nuestros vuelos y luego los hoteles. Cuando estábamos en Portland, probablemente yo era la única persona sobria en la sección de seguidores”. 

La final en sí fue una cascada de emociones para Christina. Embarazada de cuatro meses y vestida cómodamente con una camisa usada por Sean Johnson, buscó un helado en el medio tiempo. Según Christina, "las mujeres embarazadas tienen más caderas y las camisas grandes son mucho más cómodas”.

1920x1080-Monogram

Mientras la lluvia torrencial cubría el estadio y los segundos iban desapareciendo, la sensación de alivio y júbilo se fue acumulando lentamente en la pareja. 

“Llegué al punto más alto pensando que estábamos a punto de ganar la copa y cuando ellos anotaron, sentí tocar fondo porque pensé que nos habíamos equivocado”, dijo David.  

Siguieron 30 minutos agotadores y luego la cuerda floja, los penales. Al final, una combinación de esfuerzos de Sean Johnson y Alexander Callens, inclinaron la balanza del partido y coronaron a NYCFC como Campeones de la MLS Cup. 

“Se me pone la piel de gallina solo de pensar en ese gol”, dijo David sobre el penal de Callens.  

Fue en ese momento de éxtasis, cuando el club los llevó a un nuevo lugar, donde la pareja experimentó un momento de inspiración para el nombre de su bebé.  

"Christina se volteó hacia mí y me dijo: “Deberíamos nombrar a nuestro hijo, Alexander Sean", explicó David. “En ese momento pensé que podría ser una buena opción pero mi proceso de raciocinio fue muy rápido y de manera inmediata pensé en “Sean Alexander”, y esa opción me gustó más, de hecho, mucho más”. 

Mientras la pareja continuaba creando recuerdos en Portland, tomándose fotos con el trofeo y celebrando el éxito del equipo, su nuevo nombre comenzó a ganar fuerza. 

“Se convirtió en la broma del fin de semana”, dijo Christina. "Luego, una vez que llegamos a casa, pensamos: 'Está bien, ¿cómo nos sentimos acerca de que el nombre Sean Alexander realmente esté en la contienda?' Y a ambos nos gustó mucho".

Al final, el nombre se quedó y el bebé Sean Alexander Pfeil ingresó al campo de la vida el 9 de mayo de 2022 (cuatro días después del cumpleaños de Callens y 22 días antes que el de Johnson). Un nombre tejido con el hilo de la mayor pasión de sus padres. El amor por el fútbol también está presente en su hermana mayor Arya.

Hablando con la pareja, se te ocurre pensar que siempre estuvieron destinados a entrelazar su familia y el amor por el fútbol. 

“Todavía hablamos con algunos de nuestros amigos más cercanos de la universidad y todo se debe a que somos parte de un equipo”, dijo Christina. “Hemos creado toda una pequeña familia NYCFC y cada año nuestra familia parece crecer. Conocimos a una persona, nos presentaron a una pareja y luego conocimos a un par de chicos al azar en Minnesota, y nos hemos mantenido en contacto, viendo los partidos con nuestros amigos. Es la familia que hemos creado”. 

David agregó: “Especialmente durante COVID. Somos parte del capítulo de Third Rail Bronx. Y durante ese período de tiempo, todas las semanas, teníamos Chats de Zoom. Es más que fútbol”.

1920x1080-Monogram